Alimentación para mejorar el rendimiento laboral

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alimentación para mejorar el rendimiento laboral

Mensaje por Sandra Judtih Calderón Pi el Jue Mayo 21, 2009 1:56 pm

Son diversos los tipos de alimentación que se van adecuando al horario de trabajo, la disponibilidad y facilidad de obtener alimentos y el tiempo que se dispone para las comidas, de tal manera que la alimentación de las personas que trabajan suelen no cubrir las necesidades nutricionales.

Una persona mal alimentada encontrará dificultades para mejorar su calidad de vida, puesto que la capacidad de trabajo, directamente proporcional a la alimentación, irá descendiendo cuando ésta es deficiente y, en lo que a trabajo físico de refiere, puede llegar a disminuir hasta un 30% respecto al desarrollo normal.

Cómo debe alimentarse:Tenga sus 3 comidas principales (desayuno, almuerzo, cena), según sus hábitos pueden tener algo ligero a media mañana y tarde.La cantidad de alimento será mayor si tiene un trabajo que incluya esfuerzo físico, incrementando los carbohidratos.Si su trabajo no le permite movilizarse mucho, usted gastará muy pocas calorías. Su alimentación debe ser nutritiva pero principalmente con vegetales en forma de ensalada y frutas.

Evite las galletas, gaseosas y golosinas porque sólo de dará calorías y casi nada de nutrientes.

Si debe comer en restaurantes:

Tome un buen vaso de agua mientras espera el menú.
Opte por primeros platos ligeros (ensaladas y verduras con mayor frecuencia), y si estas pueden servirse sin aliñar, mejor
Prefiera la carne o el pescado de elaboración sencilla (plancha, parrilla, horno) a aquellas preparaciones con salsa.
Pida que le sustituyan los fritos o las féculas grasas (patatas fritas) por una guarnición vegetal (ensaladas sencillas, pimientos, champiñones)
Renuncie por costumbre a la pastelería y otros postres dulces para escoger fruta fresca.
Ingiera una cantidad pequeña del carbohidrato ofrecido.
La bebida que acompaña a la comida; el agua, es sin duda la elección más saludable.
Si tiene costumbre de tomar café o infusión después de comer, la puede endulzar con edulcorantes sin calorías.
Problemas que se pueden evitar por hábitos inadecuados:

Dispepsia: Digestión lenta y pesada

Evite las comidas abundantes; coma tranquilamente y mastique bien.
Prefiera alimentos jugosos que apenas precisan grasa ni cocción prolongada.
Excluya los alimentos excesivamente salados y condimentados.
Si además sufre de acidez gástrica, evite aquellos alimentos que estimulan la secreción gástrica –café, descafeinado, té y alcohol-. Los derivados del tomate (salsas) y el zumo de cítricos puede causar molestias.

No tome bebidas gaseadas habitualmente, y acostúmbrese a reducir la cantidad de azúcar.
Evite tomar agua durante las comidas se pueden diluir los jugos gástricos y retrasar la digestión. Esta es la razón por la cual a quienes padecen digestión difícil o pesada puede resultarles beneficioso omitir cualquier tipo de bebida durante o justo después de las comidas.
Después de comer, una infusión de manzanilla o de menta facilita la digestión.
Flatulencia y meteorismo

No realice comidas demasiado copiosas o de condimentación fuerte.
La pasta poco cocida, el pan recién horneado tipo baguette, verduras flatulentas y legumbres estofadas le pueden ocasionar molestias digestivas.
Un yogur de postre, contribuye a equilibrar la flora del intestino por lo que está especialmente recomendado.
Sustituya el café, el descafeinado y el té por infusiones de menta, anís, salvia o de hinojo o bien añada unos granos de anís verde, hinojo o comino a una infusión de manzanilla, ya que ayudan a la digestión, y de hierbabuena, que relaja los músculos del colon (intestino grueso) lo que ayuda a aliviar la molestia del exceso de gases.
La ansiedad y el nerviosismo: La ansiedad y el nerviosismo pueden llegar a producir taquicardia, dolor estomacal, alternancia entre estreñimiento y diarrea, etc. Todos los tóxicos (tabaco, alcohol, café, té u otras bebidas estimulantes) actúan sobre el sistema nervioso y agravan dichos trastornos.

Evitar la hipoglucemia (descenso de glucosa en sangre) que suele producirse a media mañana, lo cual puede provocar nerviosismo e irritabilidad en algunas personas.
Establezca un horario regular de comidas.
Mucho cuidado con dietas de adelgazamiento desequilibradas, en las que se produce una menor ingesta de hidratos de carbono, vitaminas y minerales; nutrientes todos ellos que participan en el buen funcionamiento del sistema nervioso.
Cambie las bebidas estimulantes por infusiones relajantes.
Espero les sea Util..

Sandra Judtih Calderón Pi

León Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 21/05/2009
Edad : 30
Localización : La Union
Humor : Mmmm, TRANQUILA..

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.